Cunas

Cerámicas & parquet

Las formas de un arte de vanguardia

Expresar con las formas & las formas para vender más.

Tres efectos muy pensados

Para vender más hay que aprovechar la composición y las formas de la cuna como soporte del producto cerámico o del parquet. Por eso para hacer una buena “cuna” como soporte de venta necesitamos tener en cuenta:

01

El efecto mirada

Pensado para lograr el óptimo del ángulo visual entre la mirada del consumidor y los aspectos destacados del diseño de cada pieza que va a exponerse:

  • Hay que tener en cuenta el tipo de diseño de la pieza cerámica, el ancho de las propias piezas y la altura del soporte de exposición.
  • Influye en la evaluación que hace el consumidor sobre la belleza del producto.

02

El efecto descontextualización

Pensado para destacar en el punto de venta y generar notoriedad a la marca:

  • La notoriedad capta la atención e incrementa las posibilidades de que el cliente se interese por la compra.
  • El efecto descontextualzación genera connotación de diseño para la marca.

03

El efecto estructura

Pensado para que la cuna sea funcional y para que dure mucho tiempo en perfectas condiciones:

  • Que sea práctica: para transportar, para montar y para usar como herramienta de venta en la que la pieza cerámica se puede coger, mirar,
    depositar… coger, mirar, depositar.
  • Que dure: aplicar los mejores materiales adecuados a cada diseño.

Tres efectos que son
thinking & selling by polcart

Las necesidades para hacer una buena cuna

— by —

La necesidad de pensar

Hemos ido aprendiendo de lo que hemos ido haciendo durante años y años de experiencia en el sector de los expositores cerámicos. Por eso sabemos lo que hacemos, y lo que es más importante, el porqué lo hacemos como lo hacemos.

En Polcart integramos todo el proceso: idea, diseño, prototipo, fabricación y distribución a cada una de las tiendas en las que va a ayudar a vender la cuna. Por eso podemos hacer obras únicas: pensando en cada diseño, pensando en las necesidades de cada proyecto, pensando en cada cliente. Porque para hacer una cuna como las que hace todo el mundo no es necesario ni pensar, ni saber mucho sobre cómo fabricar, basta con copiar y eso no nos resulta motivador, ni tiene sentido, no aporta valor. ¿No?

La necesidad de un prototipo para saber de qué estamos hablando

Como el diseño está personalizado para cada proyecto es recomendable ver un prototipo real para asegurarnos de que cumple con las expectativas y objetivos fijados.

Por eso siempre ofrecemos a nuestros clientes desarrollar un prototipo real del diseño que hemos trabajado y sobre el que mismo analizamos su funcionamiento: capacidad de impacto, practicidad, resistencia, etc, etc.

La necesidad de conectar tres piezas

Las cunas se hacen para vender cerámica o parquet.
Po eso cada detalle cuenta, por eso la perfección es el mínimo exigible en cada trabajo. Para ello debemos conectar tres piezas clave en cada proyecto:

La pieza técnica: que garantiza la resistencia, la durabilidad, la practicidad.

La pieza creativa: que garantiza el impacto visual, la diferencia y el valor para la marca.

La pieza comercial: que multiplica las pisibilidades de vender.

Y las tres piezas deben encajar para que sea una cuna de Polcart.